Posteado por: physis | 08/10/2008

BIS: La fuerte expansión del crédito permite considerar un escenario de Gran Depresión (II)

Edificio FMI

Edificio del FMI

El 27 de junio de 2007 informé en Crisis Energética que el BIS en su 77º Informe Anual advertía de una severa recesión económica en ciernes a pesar del optimismo que imperaba en ese momento en los informes financieros y de los diferentes gobiernos de la OCDE, porque las políticas monetarias de los últimos años habían alimentado una peligrosa burbuja de crédito que hacía más vulnerable la economía internacional para entrar en una recesión semejante a la de los años 30. Recordaba sin ambajes que:

“La Gran Inflación de la década de los 70 cayó por sorpresa entre la mayoría de los analistas y autoridades económicas, al igual que el ritmo de desinflación y la consiguiente recuperación económica cuando consiguió hacerse frente al problema. De forma similar, nadie vio venir la Gran Depresión de los años 30 ni las crisis que afectaron a Japón y al sudeste asiático a principios y finales de los años 90 respectivamente. De hecho, cada fase contractiva estuvo precedida por un periodo de crecimiento no inflacionario suficientemente exuberante como para llevar a los analistas a anticipar el advenimiento de una nueva era. Por ejemplo, en torno al momento de la quiebra del LTCM en 1998, este fondo se enfrentó en varios mercados a perturbaciones de precios casi 10 veces superiores a lo que habría cabido esperar a juzgar por el pasado. Por tanto, todas sus suposiciones de base -es decir, que estaba adecuadamente diversificado, gozaba de amplia liquidez y se hallaba bien capitalizado- resultaron estrepitosamente erróneas”.

 En algunos círculos es conocida la influencia que ejerce en los análisis del BIS la teoría de los ciclos económicos de la escuela austriaca y cómo le ha llevado a acertar en varias ocasiones en sus predicciones a largo plazo. Desgraciadamente, también ha sucedido en esta ocasión.

En su momento, numeré el título como (I) a la espera de que los acontecimientos corroboraran las predicciones y pudiera encontrarse algún informe oficial que detallara el contexto de la crisis, pero ya dentro de ella. Este informe acaba de aparecer y para mi sorpresa es del propio FMI. En efecto, en la edición del World Economic Outlook que se ha publicado hoy 8 de octubre de 2008, se corrobora el actual caos financiero en términos semejantes a como aparecía el año pasado en el informe del BIS. En el resumen ejecutivo (en español) se puede leer que:

“La economía mundial ha iniciado una fuerte desaceleración al verse confrontada con el shock financiero más peligroso que haya afectado a los mercados financieros desarrollados desde los años 30. Se prevé que el crecimiento mundial sufrirá una desaceleración considerable en 2008 y comenzará a recuperarse moderadamente solo a finales de 2009.


Como no podía ser de otra manera, después de la cruda realidad, el FMI advierte rápido que la recuperación está a la vuelta de la esquina. Pero este optimismo obvia dos cosas de suma importancia: en los 30 el dólar estaba ligado al oro y el petróleo comenzaba a fluir por las estructuras productivas multiplicando la movilidad física y las producciones agrarias por la maquinación y la incipiente agro química. Hoy el asunto es más complicado porque el dólar ha pasado a ser una mera Federal Reserve Note (FRN) o Pagaré de la Reserva Federal incapaz de ser canjeado mas que por otras FRN, amén de que los activos de la propia Reserva Federal están quedando cada vez más contaminados por activos basura de todo tipo de las instituciones financieras con problemas. Finalmente, y para más sufrimiento, cabe recordar que estamos abocados al final de la abundancia del petróleo barato debido al ya famoso ‘peak oil’. A partir de ahora será de peor calidad, fluirá en menores cantidades y necesariamente será más caro.

Cabe recordar de soslayo que los años 30 desembocaron en una guerra de nefasta memoria. ¿Qué nos deparará el 2009? Dudo mucho que una recuperación. Tal vez algo más parecido a un corralito de proporciones internacionales. De todos modos, el FMI constata que:

“La creciente preocupación por la insolvencia ha dado lugar a resoluciones de emergencia de algunas de las principales instituciones financieras de EEUU y Europa y ha dañado gravemente la confianza. Para responder a esta situación, las autoridades americanas y europeas han adoptado medidas extraordinarias orientadas a estabilizar los mercados, como el suministro de liquidez en gran escala, la rápida intervención para resolver las dificultades de las instituciones debilitadas, la ampliación de la garantía de depósitos y la reciente adopción en EEUU de la legislación por la cual se utilizan fondos públicos para comprar los activos problemáticos de los bancos. No obstante, la situación sigue siendo muy incierta en el momento en que este informe se envía a la imprenta“.


En efecto, la situación es bastante incierta, porque ni con nacionalizaciones encubiertas o bajadas coordinadas de los tipos de interés se consigue levantar a las bolsas mundiales.

Marcos Martínez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: