Posteado por: physis | 20/05/2009

Los mercados derivados. Futuros y opciones por Xavier Puig

Es imposible comprender el estado actual de los mercados de crédito sin aclarar cómo se han realizado las coberturas del riesgo de impago de préstamos por parte de la banca. Éstas se han operado en los mercados de derivados de deuda mediante opciones precisamente sobre la cobertura del impago. Aquí es donde entran los famosos CDS o Credit Default Swaps.

¿Cuál es la naturaleza de este instrumento? Los swaps de deuda son una forma de cobertura sobre el riesgo crediticio, algo parecido a una póliza de seguro para cubrir el posible impago de una deuda. Ese contrato derivado tiene la apariencia de una operación estándar de seguro: hay una prima y una transferencia de dinero cuando ocurra el evento definido en el contrato (por ejemplo, si la empresa X es incapaz de pagar sus deudas, el asegurador paga al acreedor asegurado el monto del crédito). Pero hay grandes diferencias. Para empezar, estas operaciones no están reguladas al mismo nivel que los están los seguros. Es decir, las entidades que ofrecen este tipo de contratos no están obligadas a mantener reservas relacionadas con estas operaciones. Algo que sí sucede en un contrato de seguro estándar, y que en caso de ser excesivas las reservas de cobertura requieren diluir el riesgo mediante reaseguros.
Los CDS fueron inventados por los bancos precisamente para eludir los requerimientos crecientes de reservas que suponía provisionar un mayor riesgo de impago. Si un tercero (otra entidad como AIG, por ejemplo) absorbía el riesgo a cambio de una prima, el banco podía liberar sus reservas e incrementar en consecuencia sus operaciones. Los CDS también fueron usados para darle la vuelta a restricciones que tenían inversionistas institucionales (como fondos de pensión) para prestar recursos a empresas o productos financieros con una calificación insuficiente. Pues al quedar asegurado el riesgo en el mercado de derivados de deuda se podía mejorar la calificación de los bonos de estas empresas o los produstos financieros.
El gran problema viene porque los que compran los swaps de deuda no nos propietarios del instrumento subyacente (digamos, de la deuda original), del mismo modo que una opción o un futuro sobre una materia prima no supone la compra de esa materia prima, sino sólo supone una opción de compra. Es decir, en contraste con un contrato de seguro, el comprador de un CDS no tiene obligación legal para demostrar que en caso de impago, él será directamente afectado y deberá cubrir la morosidad. Por eso los swaps de deuda dejaron de parecerse a operaciones de cobertura de riesgo crediticio y se fueron convirtiendo más en apuestas sobre si tal o cual empresa caería en bancarrota.
Otra diferencia es que las compañías aseguradoras administran riesgos sobre la base de un análisis estadístico en el que las pérdidas son estimadas a través de variantes de la ley de los grandes números (que no es otra cosa que un teorema probabilístico). En cambio, el riesgo en los swaps de deuda es administrado sobre la base de coberturas financieras y transacciones en los mercados secundarios de deuda.

¿Cuál es la naturaleza de este instrumento? Los swaps de deuda son una forma de cobertura sobre el riesgo crediticio, como una póliza de seguro para cubrir el posible impago de una deuda. Ese contrato derivado tiene la apariencia de una operación estándar de seguro: hay una prima y una transferencia de dinero cuando ocurra el evento definido en el contrato (por ejemplo, si la persona X es incapaz de pagar su hipoteca, el asegurador paga al acreedor asegurado el monto del crédito). Pero hay grandes diferencias. Para empezar, estas operaciones no están reguladas al mismo nivel que los están los seguros. Es decir, las entidades que ofrecen este tipo de contratos no están obligadas a mantener reservas relacionadas con estas operaciones. Algo que sí sucede en un contrato de seguro estándar. Y que además, en caso de ser excesivas las reservas de cobertura, la prudencia en el negocio obliga a diluir el riesgo mediante reaseguros.

Los CDS fueron inventados por los bancos precisamente para evitar los requerimientos crecientes de reservas que suponía provisionar un mayor riesgo de impago. Si un tercero (otra entidad como AIG, por ejemplo) absorbía el riesgo a cambio de una prima, el banco podía liberar sus reservas e incrementar en consecuencia sus operaciones y su riesgo. Los CDS también fueron usados para darle la vuelta a las restricciones que tenían inversionistas institucionales (como fondos de pensiones) para prestar recursos a empresas o comprar productos financieros con una calificación insuficiente. Pues al quedar asegurado el riesgo en el mercado de derivados de deuda, se podía mejorar la calificación de los bonos de estas empresas o de los productos financieros relacionados con deuda.

El gran problema viene porque los que compran los swaps de deuda no son propietarios del instrumento subyacente (la deuda original), del mismo modo que una opción o un futuro sobre una materia prima no supone la compra de esa materia prima, sino sólo una opción o derecho de compra. Es decir, en contraste con un contrato de seguro, el comprador de un CDS no tiene ninguna obligación legal para demostrar que en caso de impago él será directamente afectado y en consecuencia deberá cubrir la morosidad. Por eso los swaps de deuda dejaron de parecerse a operaciones de cobertura de riesgo crediticio y se fueron convirtiendo cada vez más en apuestas sobre si tal o cual empresa caería en bancarrota.

Otra diferencia es que las compañías aseguradoras administran riesgos sobre la base de un análisis estadístico en el que las pérdidas son estimadas a través de variantes de la ley de los grandes números (que no es otra cosa que un teorema probabilístico). En cambio, el riesgo de cobertura en los swaps de deuda es administrado con los parámetros de los mercados de derivados.

Es decir, las coberturas de riesgo de impago evolucionaron desde una forma de seguro tradicional hacia otra más sofisticada e innovadora con futuros y opciones sobre la propia deuda. Por eso es tan importante comprender un poco esos mercados si queremos descubrir por qué se ha paralizado el mercado del crédito y han tenido que intervenir finalmente los gobiernos. De forma muy pedagógica, Xavier Puig explica qué son los mercados de derivados, los motivos que los originaron y sus mecanismos de entrega y liquidación. Una excelente introducción, amena y muy pedagógica, que facilita la comprensión de estos mercados tan sofisticados.

Texto modificado del artículo de Alejandro Nadal en La Jornada Swaps de deuda. El monstruo sigue vivo.

Video 1: Conceptos básicos de los contratos de futuros y origen histórico. Es más fácil asimilar el funcionamiento de los mercados de futuros entendiendo los problemas que los originaron y cómo se resolvieron.

Vodpod videos no longer available.

Vídeo 2: Mediante el ejemplo de un “especulador” en futuros sobre trigo, en este vídeo se introducen los conceptos de la operativa en los mercados de futuros y su relación con los mercados “al contado”. Se explican las posiciónes de compra (“larga”) y de venta (“corta”).

Vodpod videos no longer available.

Vídeo 3: Aquí se explica cómo se opera la cobertura del riesgo con futuros. Este aspecto es la justificación última de la aparición de este producto financiero.

Vodpod videos no longer available.

Vídeo 4: Se escenifica la operativa con futuros en la práctica diaria en los mercados: cómo se abren las cuentas para operar, que garantías exigen los mercados, cómo se liquidan las posiciones abiertas, etc. Todo ello mediante ejemplos reales.

Vodpod videos no longer available.

Vídeo 5: Se introducen los futuros sobre índices bursátiles mediante un ejemplo en tiempo real sobre el futuro del IBEX-35. El objetivo es entender qué significa comprar y vender futuros sobre un índice y por qué los utilizan especuladores y los gestores que pretenden cubrir riesgos de cartera.

Vodpod videos no longer available.

Vídeo 6: Recapitulación de los conceptos básicos de los cinco capítulos anteriores a modo de resumen y conclusiones sobre el tema de futuros financieros.

Vodpod videos no longer available.

Vídeo 7: Se introducen los conceptos básicos que componen un contrato de opción, y a través de ejemplos se enumeran las cuatro posiciones básicas: compra de una “call”, venta de una “call”, compra de una “put” y venta de una “put”.

Vodpod videos no longer available.

Vídeo 8: Con el desarrollo de un ejemplo real, este vídeo se adentra en los conceptos básicos de las opciones de compra (“call”), tanto en la posición compradora como vendedora. Al acabar este capítulo se debe entender por qué alguien compra un “call” y por qué alguien lo vende.

Vodpod videos no longer available.

Vídeo 9: Con el desarrollo de un ejemplo real, este último vídeo se adentra en los conceptos básicos de las opciones de venta (“put”), tanto en la posición compradora como vendedora. Al acabar este capítulo se debe entender por qué alguien compra un “put” y por qué alguien lo vende.

Vodpod videos no longer available.

Anuncios

Responses

  1. Muchísimas gracias por sus clases profesor Puig!
    Es un material pedagógico excelente.

  2. No lo sé.

  3. Una pregunta, physis :

    ¿Por qué ahora se escucha tan poco hablar sobre los mercados de opciones?

  4. Excelente el curso !!!!.
    Hacía mucho que buscaba me aclaren sobre los conceptos de Bolsa de Valores.

  5. Excelente articulo, aclara muchos aspectos de los productos financieros derivados.

  6. Todo un Señor, excelente material. Muchísimas Gracias

  7. Gracias maestro por su sabia lección.

  8. ¿A qué viene esto?

  9. Sin usar la paridad put-call ni la identidad N(d1)+(N(-d1)=1, muestre que la PUT es un derivado.
    gracias

  10. Gracias profesor Puig. Por su claridad mental y la sencillez con la que expone estos complicados y oscuros temas. Es usted un magnifico y generoso maestro.

  11. Estimado Xavier eres un maestro!!!, gracias por compartir tu sabiduría con el mundo en general, estoy realizando un master online y ni se compara con la calidad que has dado estas clases magistrales sobre futuros. Me has aclarado todo. Me encantaría llegar a enseñar con tu manera de hacer tan fácil las cosas. Muchas Gracias nuevamente.
    Javier Barrera

  12. nunca habia visto una información tan buena en una página de acceso público en Internet!!
    de hecho estoy cursando estudios privados sobre el tema y no son ni la mitad de buenos que éstos videos.!!
    Gracias por compartirlo!

  13. ENHORABUENA,

    Has conseguido que entienda fácilmente, lo que llevo un cuatrimestre intentando conseguir.

    MUCHÍIIIIIISIMAS GRACIAS

  14. Profesor puig sus cursos son excelente , pude finalmente ennder lo que era un futuro ,una opcion es un bue pedadgogo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: