Posteado por: physis | 23/09/2009

Marc Faber en su línea: esta crisis hará colapsar la sociedad

En su último Gloom, Boom & Doom Report Marc Faber comenta que “el futuro será un desastre total, con el colapso de nuestro sistema capitalista tal como lo conocemos hoy en día: guerras, impagos generalizados de la deuda por parte de los gobiernos y el empobrecimiento de grandes segmentos de la sociedad occidental”.

Semejantes declaraciones le han merecido la siguiente entrevista en el Tech-Ticker de Yahoo Finance:

Vodpod videos no longer available.

Entre otras cosas comenta que los estándares de vida nunca más volverán a los niveles del 2006/2007, de forma que será imposible recuperar todo el empleo perdido. En ese escenario de menor actividad, las actuales pirámides de población impedirán sostener los niveles de deuda contraida por los gobiernos, de forma que los bancos centrales se verán obligados a inflar las monedas y pagar deuda con más deuda. La inflación, comenta, es un impuesto perverso y oculto que expropia paulatinamente a la población su riqueza sin que se dé cuenta de ello de forma inmediata. Pero finalmente es visible a todo el mundo porque descienden los niveles de vida. Así que crecerán los problemas internos de los diferentes países hasta volverse irresolubles, lo que obligará a buscar un enemigo externo hacia el que orientar una guerra. De hecho ya tenemos dos guerras en marcha y Afganistán es un pozo sin fondo.

Más allá de las expectativas a largo plazo de Marc Faber, es interesante descubrir cómo han dirigido los bancos centrales la economía haciéndola crecer de burbuja en burbuja, provocando a continuación bruscas recesiones. Y esto hasta que ha llegado un momento en que sólo se puede crear ya la última burbuja de la deuda pública. Aquí es donde estamos. Lo lógico es pensar que también va a reventar (se apuntan además factores demográficos). Pero el probema esta vez es que después de esta ya no viene otra, lo que quiere decir que se acumularán todas las correcciones que no se hicieron en los sucesivos reventones por haber inflado de nuevo. Estrategia común ante problemas irresolubles es buscar enemigos exteriores (como también apunta Faber). Y tal como decía Ferdinand Lips, no sólo se llega a este punto por financiar la deuda de los gobiernos, sino que además cualquier conflicto bélico se termina alargando mucho más de lo que corresponde por el perverso esquema monetario que permite expandir los recursos hasta la nausea.

Otra cosa muy distinta es entender que semejantes conclusiones repugnan a la inteligencia y por higiene mental se terminan descartando como escenarios excesivamente pesimistas. Pero tenemos la historia para aprender de nuestros errores pasados. Y ésta nos enseña muy bien cómo han funcionado las cosas cuando el papel moneda termina perdiendo todo su valor. Sólo cabe esperar que Marc Faber se equivoque y nuestros planificadores económicos sepan rectificar a tiempo, si es que todavía cabe esa opción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: