Posteado por: physis | 23/11/2009

¿Cuál ha sido la mejor inversión del 2009?

Es todavía un poco pronto para decidir cuál ha sido la mejor inversión del 2009, pero a estas alturas del año ya se ha producido el grueso de las intervenciones monetarias. Así que si algo queda por ver, son posibles tendencias bajistas que traerán alguna sorpresa desagradable.

Y sorpresa será precisamente lo que produzca en más de uno la información que va a leer a continuación por lo recóndito de algunos productos y los buenos retornos que producen. Pero antes conviene introducir un par de cuestiones, ya que sin ellas es imposible entender cómo funcionan algunos mercados cuando son inyectados con liquidez o, mejor dicho, precipita en ellos el dinero para invertir desde las benditas alturas cual tormenta de otoño en el levante español.

Fernando Díaz Villanueva comentaba en Libertad Digital el pasado 20 de noviembre una historia inaudita sobre las consecuencias que ha provocado el dinero del rescate del Alakrana en Harardhere, un pequeño pueblecito de Somalia de 6.000 habitantes (noticia de referencia en El Mundo). Allí han llegado los dólares (parece ser que por avión y soltados en sacas cual ayuda humanitaria, al más puro estilo Bernanke cuando se trata de cubrir a sus colegas de la banca), y se lo han repartido como gustaban los Hermanos Dalton: con una báscula romana. Para esta gente contar es cosa de idiotas.

El papel ha comenzado rápido a lubricar los resortes de esa pobre economía, haciendo que reviente por los cuatro costados. Pero no piensen que para producir industria de transformación, servicios sociales o simplemente compras de alimentos necesarios. No. Ese dinero ha acudido raudo al consumo fácil, creando incrementos en los precios que dejan en ridículo nuestra portentosa burbuja inmobiliaria. Da la sensación que las sacas llevaban adjunto un panfletillo ‘made in Spain’ con el  membrete de los servicios secretos sobre cómo invertir sin pensar en el mañana.

En efecto, se han disparado los precios en los burdeles y los jolgorios (léase inversión en turismo), las chabolas se han vuelto inalcanzables para la población media (léase inversiones inmobiliarias) y la nueva élite aprovecha para casarse (léase ampliación de la administración pública) y comprar todo tipo de artículos de lujo (léase vivir de las apariencias).

De Harardhere a las Tierras Raras

Aunque Harardhere puede ser una tierra desconocida para muchos, las Tierras Raras son otra cosa bien distinta, por cuanto denominan (a efectos de minería) un grupo de 15 elementos químicos mezcla de óxidos e hidróxidos que pertenecen al grupo 3 de la tabla periódica, dentro de los periodos 6 y 7. Su nombre proviene no de que sean escasos, sino de que son óxidos (tierras) de difícil separación (raros).

Es tal vez el mercado más desatendido por los que invierten en materias primas, aunque son elementos indispensables para las nuevas tecnologías: aerogeneradores, baterías, vehículos híbridos, monitores LCD, lámparas de bajo consumo y en general se terminan empleando en la industria electrónica.

En el momento actual, la oferta está dominada por China entre un 90 y un 99% según los elementos. Un país que ha exportado estos minerales sin problema hasta que esta primavera ha comenzado a limitar las salidas al exterior, autorizando a unas pocas empresas para hacerlo e imponiendo unos aranceles a la exportación que oscilan entre el 1 y el 14%.

Esto ha provocado que haya comenzado a llover el dinero a raudales hacia una industria minera prácticamente nula fuera de China, con tal de poner en marcha o ampliar explotaciones en el resto del mundo. Un movimiento de inversión que ha coincidido además con los bancos centrales inyectando liquidez al sistema financiero. El resultado ha sido una especie de ola gigante para el inversor avispado que ha producido un retorno del 750% en un semestre (entre abril y septiembre de este año). Sin lugar a dudas, el asunto guarda cierta relación con la historia de los piratas, aunque esta vez es previsible que el dinero termine mejor aprovechado. Pero en cualquier caso, ha sido la mejor inversión de todo el 2009. Y sobre todo un ejemplo excelente para comprender hasta qué punto están desquiciados los mercados como consecuencia de la enorme inflación monetaria que contiene el sistema financiero internacional.

El KBFO Rare Earth Index representa a las 13 compañías listadas en esta página, y es elaborado por John Kaiser en Kaiser Bottom Fish Online.

No obstante, la palma se la lleva Citigroup con un 928% (entre mínimo y máximo), y a continuación Bank of America con un 755%, casi igual que las tierras raras.

Vodpod videos no longer available.

Más información en el artículo Making sense of the emerging rare earth mania.

Joaquín Ferrer Benat.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: